DetoxLos beneficios de...

Los beneficios de las aguas termales

Cuando nos hablan de aguas termales siempre pensamos en sitios lejanos y fríos, pensamos que es más dura la tarea de llegar, que los beneficios que podemos obtener.

La verdad es que uno de los principales beneficios que tenemos en Colombia es que estas aguas pueden nacer en gran parte del territorio colombiano, solo hay que buscar las mejores opciones cercanas y no dudar un segundo en ir.

Las aguas termales ayudan no solo a tratar y mejorar dolores de articulaciones o musculares, sino que es una gran ayuda en la reposición de energía. Es decir, sirven para esos días difíciles que muchas veces tenemos y son una gran opción para intentar encontrar calma y descanso.

Pero hablemos un poco de su origen.

Las termales son aquellas aguas que vienen del suelo y naturalmente cuentan con 5ºC de temperatura en la superficie.

Estas aguas vienen directamente  de unas capas subterráneas de la tierra, que no solo están llenas de azufre, sino que además la componen minerales como el hierro, cloro, azufre, magnesio, cloro, calcio, sodio y bicarbonato. Esta combinación, sumada a su procedencia, hace que el agua tenga una temperatura mayor del resto de las capas de la tierra, por ello es que siempre vemos que el agua viene acompañada de vapor y agua caliente.

Los primeros escenarios de aguas termales datan de hace 2.000 años a.C., cuando los griegos conocieron sus ventajas y practicaban las técnicas hidroterapéuticas.

Dentro de sus beneficios están:


1.- Estimular el metabolismo y el sistema digestivo, además de mejorar la relajación y la producción de endorfinas.

2.- Aumentar la temperatura corporal, matar gérmenes y virus. Incrementar la circulación sanguínea y la oxigenación y ayudar a disolver y eliminar toxinas.

3.- Si vamos de forma frecuente, pueden usarse como forma de terapia por tres o cuatro semanas para normalizar las funciones endócrinas y el del sistema nervioso.

4.- El agua termal mejora y estimula el sistema inmune y relaja la mente.

5.-  Si padece condiciones como: psoriasis, hongos y dermatitis, las aguas termales tienden a mejorarlas, en especial si contienen azufre.

6.- En cuanto al reumatismo y los dolores articulares, como la artritis, actúa en doble sentido: el calor beneficia la relajación muscular, disminuyendo a su vez la rigidez y mejorando la movilidad; por otro lado, su acción antiinflamatoria va a producir una disminución del dolor.

7.- ¿Sabían que el agua termal es utilizada por laboratorios cosméticos para formular sus productos? Se dice que esto ayuda a mejorar el equilibrio de la piel.

9.- Actualmente, el agua termal es indispensable  en  dietas como la alcalina por ejemplo, en la que se busca el PH básico del agua.

10.- Es una de las mejores formas de consentirse y darse amor propio.


En mi opinión, no hay mejor escape, descanso y relajación inmediata a la que podamos acudir, así sea por un día, en especial para las personas a las que cada vez se les dificulta más tener un espacio de vacaciones.

Para las personas que viven en Bogotá, las aguas termales más cercanas son en: Choachí, Machetá, Sueva, Tabio o Guasca.  Pero, de nuevo, si viven en otro lugar. solo acudan al ya conocido Google que, de seguro, les mostrará la ubicación de las termales más cercanas a ustedes.

Newsletter
Sé una de las primeras

Regístrate en nuestro newsletter para que siempre estés enterada de nuestras novedades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *