DetoxLos beneficios de...

El poder de las mañanas productivas

mujer desperezándose
Las mañanas productivas

¿Te ha pasado que inicias un proyecto y, entonces, cuando la motivación se acaba, sientes como que todo se termina (cosa que no es cierta)? Nos pasa a todos, y es por eso que hoy queremos darte la mejor herramienta para poder tener días, semanas y, sobre todo, proyectos exitosos… todo gracias al poder de las mañanas productivas.

Pero, ¿Qué son las mañanas productivas?

Son esos espacios donde organizas tu tiempo de acuerdo a las prioridades de tu vida. Es el momento donde lo importante y esencial tiene que ir por encima de lo urgente, donde te pones como prioridad, y sabes que lograrás tener esa claridad necesaria para poder gestionar el resto de tu día.

¿Cómo?

  1. Prepárate la noche anterior: Lo mejor que puede pasar en tu vida es irte a dormir sabiendo lo que harás a primera hora de la mañana. Escríbelo en un lugar lejos de tu cama y déjalo allí.
  2. Al despertarte, no revises tu celular hasta no haber finalizado tu rutina poderosa (orar o meditar, leer, hacer ejercicio y por su puesto tomarte un vaso de agua)
  3. Desayuna algo delicioso (consiéntete), disfruta de un té o un café, revisa tus tareas para el día y organízalas.
  4. No abras tu mail hasta que no te sientes a trabajar.
  5. Trabaja en un espacio fresco, organizado y sin distractores: aléjate de las redes sociales, borra la opción de las notificaciones… si es necesario ponerle a tu celular modo avión, hazlo. Es mejor una hora de productividad máxima que una mañana de medio trabajo.
  6. Siéntate y párate. Haz pausas de creatividad y desconexión.
  7. Recuerda alimentarte sanamente y permanecer hidratada.
  8. Cuando finalices tu jornada laboral, desconéctate. No te lleves el trabajo a tu cama, de lo contrario tu cerebro con el tiempo irá conectando la acción de dormir con trabajar y, créeme, no querrás eso para tu vida.

Por último, lo más importante es que busques una rutina que se ajuste a ti, entre mas fiel seas y la respetes, mejor te sentirás contigo, empezarás a darte cuenta de que eres tu prioridad y de que no está mal que sea así… así mismo, tus niveles de estrés se disminuirán y tu productividad aumentará, ya que tu felicidad y tu sensación de bienestar, también.

Photo by bruce mars on Unsplash

Newsletter
Sé una de las primeras

Regístrate en nuestro newsletter para que siempre estés enterada de nuestras novedades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *