MínimaUn pulso entre

Maradona y el #25N

maradona vs el #25N

El 2020 dejó tantas incógnitas como ironías, una de ellas la muerte de Diego Armando Maradona, uno de los jugadores de fútbol más importantes de los años 80 a nivel mundial y también uno de los más criticados por sus continuos excesos, quien irónicamente murió el 25 de noviembre, la misma fecha en la que hace más de 3 décadas se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. 

Maradona fue toda una figura, hizo parte de 4 mundiales de fútbol, dentro de ellos el del 86 -en el que, por cierto, el equipo argentino fue campeón y su número 10, catalogado como uno de los jugadores más destacados de la historia-. Su paso por los diferentes clubes, su entrega en cada camiseta y su corazón puesto en cada cancha, lo llevo a ser más que un jugador, un ídolo. 

Así fue como Maradona -o Pelusa, como muchos le llamaban- terminó siendo un personaje muy importante. Sus encuentros personales llegaron a ser con personas de la talla de Fredy Mercury y su banda Queen, Pelé, y como olvidar su entrañable amistad con el líder y expresidente cubano Fidel Castro. 

Sin embargo, su fama se empezó a ver manchada desde los años 90. Las reiterativas expulsiones de la cancha por estar bajo los efectos de sustancias alucinógenas sugerían la otra cara de la moneda y, con ello, empezaron a conocerse las denuncias en su contra por parte de varias de sus parejas y su negación a la paternidad de varios de quienes ahora se confirma que son sus hijos. 

Por otro lado -y desde los años 80-, al mismo tiempo que Maradona se convertía en un ídolo, en República Dominicana se empezaban a levantar las voces de lucha de las mujeres en cabeza del Movimiento Feminista, que conmemoraban la fecha en la que fueron asesinadas las hermanas Mirabal, quienes lucharon por años contra la dictadura que se vivía en República Dominicana y fueron emboscadas y asesinadas por el gobierno Trujillista a manos del servicio de inteligencia militar. 

En el año 1999, la Asamblea General de las Naciones Unidas decidió declarar esta fecha en conmemoración de esos hechos. Con ello, gobiernos y organizaciones de todo tipo a nivel mundial fueron persuadidos en un llamado a la acción, para que, de una vez por todas, la opinión pública empezara a hablar en voz alta sobre el problema de la violencia contra las mujeres.

Y he aquí,  el 25 de noviembre se ha encontrado en medio de dos mundos. Por un lado, la muerte de uno de los ídolos del fútbol más grandes de la historia, y por el otro, la lucha incansable de las mujeres que reclamamos el derecho a la vida y a la no violencia contra la mujer. 

Para nadie es un secreto que uno de los países más golpeados en Latinoamérica a causa de la violencia contra la mujer es Argentina. Su lucha incansable por los derechos de la mujer ha sobrepasado, sin lugar a duda, limites como el de hace unas semanas, cuando lograron que el gobierno aprobara el aborto libre y seguro. Sin embargo, cada 25N estará dividido de ahora en adelante entre las que reclaman la vida de las que se fueron y la protección de las que aún quedan, y los que llorarán eternamente la muerte de su ídolo futbolero. 

Pero es aquí donde debemos preguntarnos: ¿cómo asumir este encuentro de deidades e ideologías en un mismo escenario, sumadas a una lucha constante por la vida? ¿Debería prevalecer una sobre la otra? ¿Acaso Maradona ganará una vez más siendo el rival de la vida misma, de un movimiento que busca erradicar la violencia contra la mujer que él ejerció por tantos años contra varias mujeres? 

Es importante hacernos este tipo de preguntas, respondernos en la intimidad y entender de qué forma estamos asumiendo en pleno siglo XXI nuestra posición, no solo como mujeres sino hacia las mujeres y cómo desde nuestros zapatos estamos accionando ese botón que las hermanas Mirabal dejaron activado, en su intento por un llamado al cambio. 

CRÉDITO FOTO: Photo by Mélodie Descoubes on Unsplash

Newsletter
Sé una de las primeras

Regístrate en nuestro newsletter para que siempre estés enterada de nuestras novedades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *