colaboracionesDetoxLos beneficios de...

El poder de las plantas interiores

En estos días escuché a alguien decir que, cuando se levantaba de mal genio, lo primero que hacía era ir a ponerle agua a sus plantas; limpiaba las hojas, le quitaba las que estaban secas y se sentaba por un momento a verlas, mientras se tomaba su café mañanero…  me dijo que, con ese ritual, su mood cambiaba.

Sentí tanta curiosidad que le pregunté qué efecto tenía en ella esa actividad para que le pasara su mal genio… me dijo que, para ella, era como una terapia, como un momento de desconexión; el verde en su casa y el hábito de cuidarlas hacía que se sintiera tranquila, como con una sensación de estar en el campo.

Ellas no son solamente decorativas,  producen dos efectos en nosotros: mejoran nuestro bienestar emocional y nuestra salud física, tanto así que en algunos hospitales tienen plantas para ayudar a sus pacientes a tolerar en un 20% el dolor, así que, un ¡bravo! para los que ya tienen ese amor por las plantas y, para los que no, aquí les dejó unas buenas razones para empezar a tenerlo…

En la parte emocional, ayudan a mejorar el estado de ánimo, reducen el estrés (sobre todo en espacios pequeños, cerrados o sin ventanas), mejoran la productividad y la atención. En la salud, reducen los problemas respiratorios, la presión arterial y el dolor de cabeza. Claro está que ellas hacen su parte, pero nosotros debemos hacer la nuestra, que es cuidarlas todos los días, ponerles agüita, hablarles bonito, quitarles lo seco, limpiarles sus hojas … como decía mi abuelita, las plantas escuchan, sienten y responden. 

Otro beneficio increíble es el que leí en un artículo sobre un estudio de la Nasa que se llamaba “Plantas de paisaje interior para combatir la contaminación del aire interior”. Este hablaba de cómo, cada año, más de 3 millones de personas mueren en todo el mundo a causa de la contaminación del aire interior, en dónde el aire concentrado es una mezcla de CO2, polvo y químicos de los detergentes y líquidos que se usan para limpiar la casa (muchos de ellos generan episodios de asma, fatiga y hacen que nos sintamos irritables). Justamente, en las primeras cuarentenas era común escuchar personas que creían que tenían Covid porque se sentían fatigados, cuando en realidad eran episodios causados por la falta de ventilación y la contaminación.

Cuando uno es consciente de los beneficios de tener un pedacito de naturaleza en casa y de cómo las plantas interiores nos pueden ayudar emocional y físicamente (más en estos nuevos tiempos en los que la casa se ha convertido en la oficina y pasamos ahí mas tiempo que nunca), entonces, surge la necesidad de, si no tenemos un jardín, crearlo.

Por la ausencia de estos espacios verdes, las plantas se han convertido en una tendencia de interiorismo cada vez más fuerte. Para mí, en el momento de escogerlas, éstas deben ser plantas con personalidad, muy a nuestro estilo…. y no hablo de tener una jungla adentro de la casa, sino de escoger los espacios, las materas y las plantas precisas para poder disfrutar de todo su potencial. 

Newsletter
Sé una de las primeras

Regístrate en nuestro newsletter para que siempre estés enterada de nuestras novedades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.